domingo, 29 de enero de 2017

Como soldar la guarda a la hoja del cuchillo,
para cuchillos de espiga oculta.



Varios amigos me han preguntado por teléfono como soldar la guarda a  una hoja de espiga oculta. He intentado siempre explicarlo lo mejor que sé, pero noto que en las explicaciones, a través del teléfono falta “un algo” que deja al receptor con la duda de si sabrá hacerlo bien.

Como digo al principio del vídeo que hemos hecho para este tema, casi siempre una imagen vale más que mil palabras, de todos modos os dejo un resumen de los pasos fundamentales a seguir.

Lo primero es hacer el agujero de la guarda lo más ceñido posible a la espiga de la hoja, de otro modo la soldadura, en estado semi-líquido, se colará por las holguras y será más difícil hacer una buena soldadura que sea fuerte y garantice la estanqueidad de la empuñadura por esa parte.

Las partes a soldar deben estar perfectamente limpias antes de encajarlas, de otro modo o bien la soldadura no pegará bien o, si pega, será una soldadura muy débil y con riesgo de desprendimiento con el paso del tiempo y el uso del cuchillo.
Una vez limpias y encajadas las piezas, debemos fijarlas con algún mecanismo de presión, lo más adecuado es un gato de banco. En la medida de lo posible debemos trabajar un poco separados de las mordazas del gato, para esto podemos usar un trozo de tubo, redondo o cuadrado, con 5 ó 6 cm de longitud es suficiente.

Antes de fijar completamente las piezas con la herramienta de sujeción debemos cerciorarnos de que están perfectamente escuadradas, la hoja y la guarda deben formar un ángulo de 90º, luego fijamos definitivamente en el gato de banco.

Debemos aplicar fundente, también lo llaman flux, en las zonas donde queremos que fije la soldadura,  para que se fijen bien en los dos elementos a soldar. Hay que hacerlo con cuidado de ponerlo donde queremos que fije la soldadura, sin excesos. Si es preciso y hemos puesto de más lo retiramos antes de empezar a soldar.

Después cortamos el hilo de aleación de plata y estaño y lo ponemos donde queramos que quede fijado, lo más pegado posible a las partes donde debe fijarse la soldadura. Hay otras formas de hacerlo, pasando la punta del hilo del carrete por las partes a soldar, pero para principiantes es más complicado.

Luego aplicamos el fuego del soplete repartiéndolo bien por todo el área a soldar y vigilando, por el color, que la hoja no se exponga a sobrecalentamientos, si se pone dorada oscura hay que parar y dejar que enfríe un poco. Las hojas más delgadas son más fáciles de sobrecalentar.
Si el fuego se distribuye bien no  debe haber sobrecalentamientos.

Cuando el fundente empiece a burbujear, o lo veamos del todo líquido, es cuando va a empezar a fundir la aleación de plata y estaño.
Si todo lo hemos hecho bien, debe pegarse a los elementos a soldar y rellenar el mínimo espacio entre la guarda y la hoja. Convine tener a mano algún elemento de cierta longitud y metálico por si hay que “redirigir” una parte de la soldadura en estado líquido o semi-líquido.

Una vez terminada la soldadura hay que dejar enfriar al air, no meter en agua para acelerar el enfriado, pude afectar a la integridad de la soldadura. Una vez enfriada la pieza es conveniente limpiarla bien en la soldadura y sus partes más cercanas para retirar el sobrante del fundente, es suficiente con un trapo con agua y jabón de lavavajilla. El fundente produce oxidación con rapidez, muy especialmente en los aceros de alto carbono.  
Una vez fría y limpia la soldadura empezamos a lijar para eliminar el sobrante de la aleación con la que hemos soldado. En función del sobrante que nos haya quedado empezamos con un grano más o menos grueso, un grano 80 ó 100 debería ser suficiente para eliminar las partes más gruesas de la aleación sobrante.
En este proceso e lijado es importante usar una piza rígida y con ángulo de 90º en sus bordes para apoyar bien tanto en la guarda como en la hoja y no romper ni el paralelo de la guarda ni los 90º en la unión con la hoja.
Iremos usando granos cada vez más finos hasta igualar el acabado que tenía la hoja antes de hacer la soldadura.  


Espero que os sea útil.
Podéis dejar dudas y consultas en los comentarios. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario